Si Ud. deseara o desease no recibir más este tipo de información tan necesaria para entender el verdadero sentido de la vida, respóndanos al remitente indicando en el asunto: ¡SÁQUEMENNNN!, y lo quitaremos en el acto de esta lista de privilegio. Pídalo, grítelo, ruégenos, intímenos, pero recuerde que, bajo decreto S1618 titulo 3ro. aprobado por el 105 Congreso de Estandarización de Normativas Internacionales (¡y la gran siete! que nosotros también estamos tirando del carro, po), este e-mail no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Allá usté.
 
  Por Angel Mosquito